Your cart is empty!
View Cart Checkout
Cart subtotal: 0

moosehorn

Moosehorn significa “cuerno de alce” en inglés. Nuestro nombre nace de una idea loca; montar en bici como encima de un alce desbocado: tranquilos pero salvajes, elegantes pero rudos.Somos unos apasionados de la cultura de la bicicleta. Probamos en nuestra propia carne sus desafíos y placeres. La búsqueda de confort o de sacrificio… todo nos vale para mejorar la experiencia y descubrir todas las necesidades que puedan aparecer sobre una bicicleta.Fabricamos componentes y accesorios para bicicletas extraordinarias. Nos va lo auténtico, lo sencillo pero impresionante, lo funcional de verdad. En definitiva: los objetos que te ponen los pelos de punta.

moosehorn

Moosehorn significa “cuerno de alce” en inglés. Nuestro nombre nace de una idea loca; montar en bici como encima de un alce desbocado: tranquilos pero salvajes, elegantes pero rudos.Somos unos apasionados de la cultura de la bicicleta. Probamos en nuestra propia carne sus desafíos y placeres. La búsqueda de confort o de sacrificio… todo nos vale para mejorar la experiencia y descubrir todas las necesidades que puedan aparecer sobre una bicicleta.Fabricamos componentes y accesorios para bicicletas extraordinarias. Nos va lo auténtico, lo sencillo pero impresionante, lo funcional de verdad. En definitiva: los objetos que te ponen los pelos de punta.

siempre: raw&wild.

…tranquilos pero salvajes, elegantes pero rudos, atentos a lo que pasa a nuestro alrededor y disfrutando al máximo de cada pedalada.

así somos.

“montar en bici sabe a madera”.

Un sabor complejo, concetrado, como el de un whisky envejecido o un vino crianza, para nosotros montar en bicicleta tiene ese regusto a madera. Creemos que es un material perfecto para crear manillares: cálido, duradero y con caracter… El manillar es la única parte de la bici que tocamos con nuestra piel desnuda (sin prejuicios de ningún tipo si no es así), así que vale la pena cuidarlo.

“demasiada pasión por lo suyo”.

Vamos en bici a diario, así que conocemos de primera mano las inclemencias de la autopropulsión. Analizamos técnica y obsesivamente todos sus aspectos hasta dar con soluciones; ya sean nuevas técnicas, formas o recursos que renueven los elementos clásicos de la bicicleta.

“rozando la locura”.

Lo confesamos somos algo así como “bicifílicos”. Nos gustan todas; clásicas, de pista, de carretera, choppers, cruisers, fixies, montaña, de descenso… En fin, casi se podría decir que hay tantas como personas. Nuestra vocación es pensar en todas ellas.

compromiso.

valor ≠ precio.

Fabricamos series cortas de nuestros productos que están hechos a partir de materiales de muy alta calidad. Es por esto que nuestros costes son más elevados que los de una fábrica industrial en serie. Bajamos nuestros márgenes para que nuestros productos no cuesten como las piezas limitadas que son.

Nuestros costes están ajustados, pero no hasta el punto de obligar a nadie a trabajar en condiciones inhumanas ni con materiales tóxicos pero muy eficientes, ese es nuestro compromiso.

hacer las cosas bien.

Nuestro compromiso medioambiental no son falsas buenas intenciones. No es compleja ecología o vacía responsabilidad corporativa. Nosotros intentamos siempre trabajar bien. O al menos, lo que el sentido común nos pide.

No usamos adhesivos con bases sintéticas, barnices de epoxi, tintas tóxicas, maderas tropicales en riesgo, algodón cosido por manos esclavas,… no utilizamos nada que no quisiéramos para nosotros, por muy eficiente que pueda llegar a ser. Esto es para nosotros hacer las cosas bien.